Cocina tailandesa


Cocina tailandesa, un paraíso Gourmet en Tailandia

Tailandia está etiquetada como un paraíso no solo por su impresionante belleza, hermosas playas y cultura inspiradora, sino también por su brillante gastronomía.

No sólo en Bangkok sino también en sus pueblos costeros en el sur y pueblos situados a lo largo del río Mekong, como en la parte oriental del país, la cocina tailandesa es tan rica y diversa como su cultura.

Su cocina tailandesa está diseñada de forma única para atraer a todos los gustos, y combina lo mejor de los sabores, texturas, colores y presentaciones.

Por ello en Tailandia encontrará un tesoro culinario que ofrece experiencias gastronómicas enriquecedoras y memorables.

Una variada herencia culinaria en Tailandia.

La cocina tailandesa lleva más de dos década ocupando su lugar en el panorama culinario internacional. El gran número de restaurantes que han surgido en las principales capitales internacionales del mundo, dan fe de su popularidad.

Sin embargo, hay más en la comida tailandesa de lo que puedes degustar en restaurantes en el extranjero.

La cocina tailandesa ofrece una variedad de sabores y gustos. Utilizando hierbas, especias e ingredientes frescos que la convierten en una comida famosa por su equilibrio y armonía.

Tiene una emocionante combinación de cinco sabores fundamentales: caliente, dulce, ácido, salado y amargo, contrastando y complementando sabores y texturas a cada plato.

La leche de coco, los mariscos y la fruta también juegan un papel clave en la cocina tailandesa.

Aunque es considerada como una sola cocina, la comida tailandesa está definida según las cuatro regiones principales del país: Norte, Noreste, Centro y Sur.

Con infusiones culturales y étnicas durante siglos, las cocinas regionales han absorbido algunas influencias orientales y occidentales mientras mantiene sus propios sabores y caracteres únicos.

La fértil llanura a lo largo del río Chao Phraya, en el corazón de la Tailandia tradicional, es el hogar de platos diversos, de influencias extranjeras.

Durante siglos,  inspiraciones de Medio Oriente, Europa, China, Japón, India,

Persia y Portugal habían contribuido a hacer platos distintivos que luego fueron transformados para adaptarse a los gustos tailandeses.

Variedad de platos en la cocina tailandesa

La firma de la cocina tailandesa son evidentes en varios platos como:

  • Phat Phak Bung Fai Daeng, espinacas de agua salteadas.
  • Kaeng Khiao Wan, curry verde.
  • El famoso Phat Thai.

A diferencia del norte y el noreste, los tailandeses que viven en el centro prefieren el arroz. Además, la comida chino-tailandesa se ha vuelto muy popular en las principales ciudades como Bangkok, especialmente en forma de numerosos platos de fideos.

Tan única como su cultura es la comida del Norte, donde se prefiere el arroz glutinoso cocido al vapor al arroz fragante. Tradicionalmente, el arroz glutinoso se amasa en pequeñas bolas con los dedos reflejando las influencias birmanas.

En el norte los curries son generalmente más suaves que las regiones del centro y sur. Los platos populares bajo tales influencias incluyen:

  • Kaeng Hang Le, el curry de cerdo tradicional.
  • , Khao Soi, un caldo de curry con fideos, huevo y carne, cubierto con chalotes y rodajas de lima.
  • Sai-Ua, una salchicha de cerdo local picante.

Los visitantes del norte no deben perderse la cena de Khantok, la forma tradicional de comida tailandesa, durante la cual los comensales se sientan alrededor de una pequeña mesa baja.

La región nororiental, conocida localmente como I-San, es quizás la región menos conocida por los viajeros. La comida de I-San está muy condimentada, a menudo cocinada con hierbas y especias. La Influencia de los vecinos de Laos son evidentes en una serie de platos que incluyen:

  • Som Tam, ensalada de papaya verde.
  • Lap, carne picada picante o pollo con ensalada.
  • Kai Yang, pollo asado.

Pescado de agua dulce y los camarones también son populares y generalmente se fermentan.

La región Sur no sólo alberga conocidos destinos turísticos, sino también tesoros culinarios escondidos.

Los ingredientes locales juegan un papel importante en el desarrollo de distintos aromas, fragancias y sabores de la cocina sureña. Como mariscos frescos de las aguas circundantes, pescado, gambas, langostas, cangrejos, calamares, vieiras, calmas y mejillones son comúnmente utilizados en platos principales.

Además de anacardos salteados con pollo, chiles secos, y un frijol llamado sator, agregan un sabor exótico a muchos de los platos sureños.

El coco también juega un papel destacado en muchos platos y varios dulces locales. Otras influencias extranjeras, a saber de, Malasia, Indonesia y china se pueden encontrar en platos como:

  • Kaeng Mussaman, un curry suave sazonado con cardamomo.
  • Khao Yam Nam Badu, una ensalada de arroz con pescado del sur.
  • Kaeng Lueang, curry amarillo.
  • Kaeng Tai Pía, curry picante de pescado con vísceras.
  • Sa Te, brocheta de carne a la brasa con picante salsa de maní.

Comiendo al estilo tailandés

Para los tailandeses, las comidas son asuntos informales que involucran círculos de familias o amigos sentados alrededor de la mesa compartiendo una variedad de platos.

Residentes de ciudades regionales o pueblos rurales siguen la misma filosofía: comer es placer. Hay incluso un dicho «al comer o beber, la política o los negocios son asuntos que no deben ser discutidos en la mesa.

Tener una comida al estilo tailandés es muy fácil. En lugar de tener un solo plato principal con guarniciones, para un típico tailandés la comida consiste en arroz con muchos platos complementarios servidos al mismo tiempo. Platos como verduras salteadas, sopa (Tom Yam Kung o Tom Kha Kai, por ejemplo), curry, ensalada y una o más salsas básicas suelen aparecer en la comida completa tailandesa.

El arroz, ya sea ordinario o glutinoso, se sirve en platos individuales. El resto de los platos se ponen en el centro de la mesa para que todos compartan y se pueden ordenar como se desee.

De esta forma, puedes aliñarlos a tu gusto con varios condimentos, como salsa de pescado, chile y pimientos que normalmente se ponen en la mesa.

Se suele utilizar un tenedor y una cuchara durante toda la comida para ayudar a mezclar el arroz, por ejemplo, con el curry, y sacarlo.

Sin embargo hay algunas excepciones. Los palillos son alternativa ideal para comer fideos, mientras las manos son perfectas para comer arroz pegajoso o mojar verduras crudas en Nam Prik (salsas picantes). Los postres pueden consistir en fruta fresca o uno de los muchos dulces tradicionales tailandeses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.